Cirugía de mínima invasión

La cirugía por mínima invasión se esta convirtiendo en una de las especialidades más importantes en medicina humana y en veterinaria su uso está creciendo exponencialmente año tras año tras quedar claramente demostrado que la recuperación postoperatoria y el dolor postoperatorio es inferior que con la cirugía tradicional.

En Hospital Canis intentamos ofrecer los mejores cuidados a nuestros pacientes y creemos que la cirugía por mínima invasión es ya una realidad de la que deben beneficiarse.

Este tipo de cirugía consiste en introducir una cámara en una cavidad del cuerpo y desde otro punto (o más de uno) introducir el instrumental necesario para poder realizar la cirugía de la misma forma que la realizaríamos de forma tradicional; todo esto se visualiza a través de una pantalla de calidad HD situada en el mismo quirófano.

Son muchas las cirugías que pueden beneficiarse de esta tecnología:

Laparoscopia (cirugía abdominal): ovariectomia, toma de biopsias, procedimientos guiados por laparoscopia (gastropexias/colopexias, exploraciones abdominales)

Toracoscopia (cirugías torácicas)

Artroscopia (cirugía articular): codo, hombro, rodilla; tratamiento y diagnóstico de displasia de codo (fragmentación de proceso coronoides, no unión del proceso anconeo, osteocondritis dissecans de codo); diagnóstico y tratamiento de patologías de hombro (tendinitis de biceps, osteocondritis dissecans de hombro, inestabilidad glenohumeral)

En Hospital Canis disponemos de una columna de laparoscopia de última generación AESCULAP, que nos ofrece una calidad de imagen HD para poder realizar este tipo de procedimientos de la manera más segura posible.